Los chinos siempre se han destacado por sus métodos poco convencionales para lograr las cosas. De la misma manera, también son muy dados a la disciplina y al control mental. En este caso, decidieron que, en lugar de comer frutas y vegetales, la mejor opción era la técnica inflamable. El uso de la terapia de fuego en China para perder peso es un hecho, y te diremos los detalles a continuación.

Uso de la terapia de fuego en China para perder peso deja algunos boquiabiertos

En una de las imágenes virales recientes podemos observar a un niño que sufre de obesidad mórbida desde los tres años y está recibiendo la terapia de fuego en su barriga. Acompañado de otras técnicas, como la acupuntura, este joven de 11 años acude al centro especializado para que le coloquen toallas con fuego sobre su estómago, cosa que resulta bastante dolorosa.

La terapia se lleva a cabo en un hospital en Changchun en el noreste de China. Allí el joven es sometido a otras técnicas, porque sufre del trastorno de Prader Willi, el cual le hace comer de forma obsesiva y le genera trastornos a otros niveles, como a la hora de aprender o en su crecimiento general. Esta terapia se ha venido realizando en este país no solo a personas que sufren de obesidad, sino también que quieren reducir la hinchazón en determinadas partes del cuerpo.

En China son múltiples las personas que acuden a terapias de fuego para mejorar su salud. El tratamiento del fuego otorga beneficios mejorando el estrés, cáncer, problemas de infertilidad y relacionados al sistema digestivo. A pesar de que sus efectos aún no están científicamente comprobados, es toda una tradición en algunos lugares de China.

Lo primero que se hace es colocar una pasta herbal en la zona en la que el paciente recibirá fuego, posteriormente se le coloca una mezcla inflamable y una toalla. Este es un tratamiento alternativo que se ha venido utilizando durante décadas, pero ahora el uso de la terapia de fuego en China para perder peso se ha popularizado mucho más.